Área de Turismo

Villa de rico patrimonio y aposento de Felipe III

El municipio de Casarrubios del Monte tiene una extensión de 91,4 kilómetros cuadrados y se encuentra a 612 metros sobre el nivel del mar. Situado a 45 kilómetros de Toledo y a 49 de Madrid, limita con los municipios toledanos de Carranque, El Viso de San Juan, Las Ventas de Retamosa, Valmojado, Méntrida, Camarena y La Torre de Esteban Hambrán, y con los madrileños de El Álamo, Navalcarnero, Villamanta y Batres.

Trazado medieval

Casarrubios del Monte es una villa originaria del siglo XII que conserva un razado medieval. Hasta el siglo XVI mantuvo un gran poder, rivalizando con ciudades como Segovia, con la que pleiteó por problemas de jurisdicción. Fruto de este pasado histórico es el rico patrimonio que conserva, entre el cual se encuentra el castillo del siglo XIV, los palacios de los señores de Casarrubios, de Veracruz y de los Mediano, la iglesia parroquial del siglo XV, la Torre Mocha y el Rollo de Justicia, gótico.

En su termino, a legua y media, hay una dehesa llamada Berciana, en donde se dice que estuvo la antigua Bercicalia de los carpetanos. Allí se ha descubierto una lápida epigráfica romana dedicada a Munio Quinto Cinna, ciudadano de Bercicalia. Parece que Berciana es un antropónimo celta, derivado del nombre propio Bercius. Todo parece indicar que en la zona estaba situada la comarca y la ciudad romana de Mante o Mantua Carpetana, descrita por Tolomeo de Alejandría en los años 200-198 a.c.

El prefijo Mant se prodiga en la zona: Villamanta-Valdemanto, Mántrida, Mantrueque, Mante, Tormantos, Somante ( este último nombre procede de Sub- Mantua, que significa: cerca de ). En la inmediaciones de Casarrubios, entre la desaparecida villa de La Cabeza y el río Guadarrama, encontramos importantes vestigios romanos, entre los que se encuentran una Villa y una Basílica vinculada a Materno Cinegio, colaborador del emperador Teodosio. Los visigodos también se asentaron en la zona dejando algunos restos, siendo remplazados por los árabes con su alcázar, murallas terreras, castillo y, posiblemente, algunas de las cuevas que horadan el suelo del municipio. Esta villa "árabe" caería en manos cristianas un poco antes que Toledo (1085).

Repoblación en el siglo XII

Una vez reconquistado el territorio por Alfonso VI, la zona empieza a repoblarse a mediados del siglo XII, seguramente por castellanos viejos. En el siglo XII se instalan los monjes clunacienses en Santa Maria de Abajo, de la desaparecida villa de La Cabeza. En estos momentos fue cuando cierto número de nórdicos, guerreros de Alfonso VI, venidos a la Península para luchar contra el Islam, se afincaron en este lugar ( la villa árabe) pasando a llamarse Casas de los Rubios. Según Moreno Nieto, el nombre deriva de la existencia de dos casa de la propiedad de dos hermanos que, por el color de su pelo, se les conocía en la comarca como " los rubios". El " del Monte" se añadiría por la espesura del matorral y encina que existió en el pasado..

Los primeros casarrubieros

Los archivos de la época cuentan que López de Salcedo de Casarrubios y sus huestes se distinguieron con señalado valor en la Batalla de Baeza, el día de San Andrés de 1227. No es de extrañar que en su recuerdo se erigiera una iglesia- fortaleza que preservara el lugar de posibles ataques o razzias del Islam. Así nace el templo de san Andrés en lo que hoy se conoce como El Campillo. Los monjes cluniacienses de santa Maria de Abajo son remplazados por Agustinos, quienes, a mediados del siglo XIV, se trasladan a Casarrubios, donde construyen su definitiva iglesia y convento de San Agustín en 1388.

Camino Real de Portugal

Si Casarrubios del Monte empieza a tomar importancia importancia a partir del siglo XIV, mucho tiene que ver con el hecho de que forme parte del Camino Real de Portugal, y también con que el Señorío de Casarrubios estuviera vinculado a las Coronas de castilla y Aragón en Reyes o familiares. De la época de Pedro I ( 1334- 1369) nos ha quedado la Picota Gótica y el Hospital, este último restaurado en 1555 por Rodrigo de Vivar a sus doscientos años de vigencia y de nuevo, en 1794, por Antonio de Arce y Acuña, tal como al presente se encuentra. El castillo fue cedido en1352 a don Diego de Guzmán de Toledo, notario mayor del reino. En 1426 se reúne en e la iglesia de San Andrés gran parte de la Corte para dar lectura al testamento de Doña Inés de Ayala a favor de su hija doña Mariana, mujer de Don Fadrique. Entre 1448 y 1453 el Señorío de Casarrubios pasa a depender del condestable Álvaro de Luna. Del 22 al 25 de septiembre de 1468 estuvo Enrique IV en esta villa, desde donde hizo un llamamiento a los nobles que no se habían reintegrado a su obediencia y ordenó que se proclamara heredera a su hila Isabel.

El Señorío de Casarrubios pasa entonces a poder del almirante de Castilla, Fadrique Enríquez, y de don Pedro López de Ayala. En 1475, lo recibió Gonzalo Chacón, Mayordomo Mayor de la Infanta Isabel, que después sería reina de Castilla ( Isabel I) y tras su matrimonio con Fernando, también de Aragón ( Reyes Católicos). A comienzos del siglo XVI, el municipio tenía 400 vecinos y en la segunda mitad del siglo llegaba a 650. En tiempos de Carlos III, Casarrubios del Monte entra en franca decadencia debido principalmente al desvío de la ruta de Portugal por Navalcarnero.

Estancia de Felipe III 

Sin embargo del 8 de noviembre al 3 de diciembre de 1619, Casarrubios se convirtió en la capital de España. Efectivamente, el rey Felipe III, de vuelta de Portugal, cayó gravemente enfermo y durante su convalecencia la Corte estuvo en Casarrubios. Grande fue el ir y venir de gentes y emotiva la procesión desde Madrid del cuerpo incorrupto de San Isidro, para que intercediera en la recuperación del soberano. Precisamente, Felipe III había creado en 1599 el condado de Casarrubios, que heredara el conde de Miranda y duque de Peñaranda. Tras él, a principios del XIX era su señor don Cipriano Portocarrero, conde de Montijo; luego su hija Maria Francisca y de ella a su hijo el duque de Alba. A fines del siglo, compraba el castillo y palacio condal un vecino de Casarrubios. Aunque esta fortaleza nunca presenció hechos de armas, conservaba piezas de artillería hasta comienzos del siglo pasado. En 1837 se enviaban dos cañones al Alcázar de Toledo y en 1843, la condesa de Montijo, futura emperatriz, regaló otros dos al parque de artillería ( hoy Museo del ejército).

El municipio actual

El municipio actual ha crecido últimamente a gran velocidad y ya cuenta con mas de 4000 habitantes, seis veces mas que en el siglo XVI. Además de un enorme polígono industrial, la localidad dispone de un aeródromo que fue inaugurado en 1997 y ha acogido el campeonato de España de acrobacia.

TORRE MOCHA

Si su gran iglesia de Santa María, dedicada a la natividad de la virgen en 1564, es ya una obra monumental del mejor renacimiento herreriano, podemos deducir que la "vieja iglesia de San Andrés", la mejor del pueblo por las riquezas que allí había, según Pascual Madoz, con sus seis capillas, con un retablo de Beltran Vaca, allí enterrado. De la que Antonio Ponz en su "Viaje de España, de 1784, dice "... la iglesia de Santa María es en la construcción y lo demás a la de San Andrés, aunque no tan grande. Debió ser un monumento de gran impacto, con retoques renacentistas como aparece en la torre , aun en pie, y por la comparación de semejanza que Antonio Ponz establece, pero de origen mas antiguo, por lo menos en dos siglos.

Todos los indicios apuntan hacia 1254, porque solo los caprichos de Pedro I de Castilla pudieron concebir su construcción a pocos metros de otra iglesia, la conventual de San Agustín, cuyos monjes tal vez simpatizaron mas con D. Alfonso Fernández Coronel que con sus crueldades y extravagancias vengativas.

El caso es que extramuros del pueblo y próximo a la de San Agustín se levantaba esta iglesia-fortaleza, rodeada de profundo foso como un castillo, juradera y cortesana, si tenemos en cuenta las funciones de tal rango aquí celebradas, como por ejemplo con motivo de la testamentaria de doña Inés de Avala a favor de su hija doña mariana, mujer de D.. Fadrique, o la proclamación de la infanta Isabel como heredera del trono de Castilla por su (ver censo de Felipe II, 10 febrero 1579) hermano Enrique IV.

Las numerosas rentas, capellanías, legados, de San Andrés fueron suficientes, no solo para construir una iglesia nueva como la de Santa María, si no también para dotar fuera de Casarrubios a cátedras de universidades, a hospitales, monasterios de monjas, como las de San Juan de la penitencia de Toledo, a benefícios catedralicios.

San Andrés fue única parroquia hasta el año 1564, en cuyo 25 de abril se bendijo la construida a la advocación de la Natividad de la Virgen María, poniéndose al Santísimo Sacramento el 9 de enero y la pila bautismal ese mismo día de febrero, ambos de 1576. En esta iglesia hay un cuadro original de Antonio Pizarro, discípulo de El Greco, que representa el nacimiento de la Virgen. Escuela toledana del XVII. Otra pintura sobre el martirio de San Andrés, de Francisco Ignacio Ruiz de la Iglesia, terminado en 1696. Su autor fue amigo de los pintores Carreño y Cabezalero, e igualmente pintor de Corte, en la de Carlos II. 

LA ERMITA 


Actualmente esta dedicada a la Virgen de la Salud cuya fiesta se celebra el primer domingo de Mayo, con anterioridad estuvo dedicada a San Sebastián.

El cambio de titularidad de la ermita se produce en el siglo XVII sin que desaparezca la imagen de San Sebastián, este cambio parece ser debido a que en ella estuvo depositado el cuerpo de San Isidro cuando fue traído desde Madrid cuando Felipe III estuvo enfermo en el pueblo sanando a los pocos días.

En el entorno de la ermita está un sagrado corazón con los brazos abiertos y un paseo ajardinado que la une con la salida del pueblo.

SAGRADO CORAZON DE JESUS

En el entorno de la ermita está un Sagrado Corazón con los brazos abiertos y paseo ajardinado que la une con la salida del pueblo.

CONVENTO CISTERCIENSE DE LA SANTA CRUZ

El convento de Religiosas Bernardas Recoletas, fue fundado por Alonso Gracia de Orea u Ojeda y Doña María Rodríguez su mujer, naturales y vecinos de Casarrubios en el año 1634. Siendo la Madre María Evangelísta su fundadora, la cual ha dejado una obra escrita que se conserva en el convento.

En el convento se puede contemplar el cuadro del Cristo de la Sangre (que sudo sangre) y un hermoso relicario

IGLESIA DE SANTA MARIA

Fue bendecida el 25 de Abril de 1564, de estilo herreriáno.

En el siglo XVI y, por tanto, en jurisdicción de Casarrubios en aquel entonces, desaparece la iglesia de la Natividad, la ermita de San Miguel y, sobre todo, la ermita de Nuestra Señora de Batres, de mucha devoción en el entorno y de la que "dicese haber sido monasterio y abadía de templarios" (censo de Felipe II) todas ellas en termino de la villa de la Cabeza, la cual también desaparece porque sus habitantes, diezmados por las enfermedades pasan a vivir definitivamente en Casarrubios.

La nueva iglesia de Santa María de Casarrubios hereda el titulo Natividad de la Virgen que fue de la iglesia parroquial de la Cabeza.Imagen
Santa María de Casarrubios da sensación de tener retablos prestados, y hasta es posible que sus piedras y materiales tengan en parte esa procedencia, lo que sí se cree es que lo más valioso procede de Ntra. Sra. de Batres, la virgen gótica del retablo mayor de Santa María, que hasta en su emblema parece delatar a los templarios. Consideramos a esta virgen gótica como una de las más bellas de todo el gótico español.

En el siglo XVIII las iglesias de San Andrés y Santa María constituyen ya una sola parroquia. Al hallarse Santa María en el centro del pueblo y poco a poco ir abandonándose San Andrés en las afueras hasta su total derrumbamiento, todo lo más valioso se iría retirando a Santa María, entre otras cosas los cuadros.

Finalmente, en la propia Casarrubios desaparecen, antes o después, la iglesia y el convento de San Agustín, la iglesia de San Andrés y la ermita de San Antón, que en tiempos se había llamado también de Santa Ana. Es lógico, pues, que la superviviente iglesia parroquial de Sta. María haya sido la depositaria final de todos los objetos valiosos de culto y cuadros de pintura religiosa de la época, primero gótica, luego renacentista y, por fin, barroca de hasta finales del XVII o muy poco mas, poniendo el, San Andrés de Ruiz de la iglesia, casi el punto final.

En el XVIII aquí ya casi es todo decadencia y por supuesto, nada nuevo se hace, se vive de rentas. De lo que no cabe dudar es que, salvo un par de cuadros en la sacristía de dudosa antigüedad y menor valor, todos los demás unos treinta, son del gran barroco o hacia atrás: siglos XV, XVI, XVII.

Resumiendo: del gótico al barroco, pasando por anónimos hispanos, primitivos o renacentistas, podemos considerar el pequeño muestrario de Sta. María de Casarrubios, todo el de pintura religiosa, como un interesante museo, digno de ser admirado por todo el mundo.

En los siguiente enlaces podrá ver una galería de imágenes de la iglesia y sus tesoros:
⇒ Interior de la Iglesia
⇒ Cuadros de la Iglesia
⇒ Museo

EL CASTILLO

Se erigió esta fortaleza al exterior de la cerca que defendía el poblado, hoy desaparecida. Construido totalmente de ladrillo y argamasa (único en la provincia de Toledo) como sus contemporáneos de Coca y Segovia. Se alzo sobre plano cuadrangular, flanqueado de torreones poligonales y por la torre rectangular del homenaje interiormente abovedada. La puerta del castillo blasonada con escudo de González Chacon, se ornamenta con arcos apuntados y otras labores de cantería y ladrillos.

Se estima que ordenaría su construcción en la primera mitad del siglo XIV D. Alonso Fernández coronel, señor entonces de la villa, o bien D. Diego Gómez de Toledo, notario mayor de Castilla, a quien fue donado por Pedro I en 1354 tras la ejecución y confiscación de los bienes de aquel, donación fechada el 14 de agosto de 1354.

Casado D. Diego con doña Inés de Ayala, Pedro I tuvo amores fugaces con la hija de ambos, doña Teresa, con la que tuvo una hija llamada María de Castilla, profesando ambas madre e hija en el convento toledano de Santa Domingo el Real. Antes este ultraje, don Diego se paso al bando de los Trastamara, siendo apresado en la batalla de Najera; sin que D. Pedro tomara represalias personales contra su notario mayor, seguramente por aquella relación ilegitima. La villa y el castillo los heredo el hijo de don Diego, don Pedro Suarez de Toledo.

En 1426 era señora de Casarrubios la hija de D. Pedro, Dña. Marina de Córdoba, casada con el almirante de Castilla don Fadrique Enríquez. De esta pasó a doña Juana Enríquez, reina de Aragón, quien lo cedió al rey Enrique IV que, a su vez, lo dono al almirante castellano. Pero enemistado con este se lo entrego a su hermana doña Isabel la Católica(1467), con la condición de que no lo enajenase. Sin embargo, esta lo devolvió al almirante con la confirmación del príncipe-rey don Alfonso; ello irrito al rey y el 24 de noviembre de 1468 lo donaba al comendador de Montiel Gonzalo Chacon, futuro secretario real. Año y medio después el rey lo entregaba al futuro conde de Fuensalida.

Muerto Enrique IV, el rey católico don Fernando, como heredero de su madre la reina de Aragón, devolvía Casarrubios a don Gonzalo Chacon en noviembre de 1475. Formo D. Gonzalo un mayorazgo con la villa y su fortaleza y en 1599 Felipe III creaba el condado de Casarrubios, que heredara el conde de Miranda y duque de Peñaranda.

Tras él, a principios del XIX era su señor don Cipriano Portocarrero, conde de Montijo; luego su hija María Francisca y de ella a su hijo el duque de alba. A fines del siglo (1899) compraba el castillo y palacio condal un vecino de Casarrubios.

Como anécdota curiosa diremos que esta fortaleza, aunque nunca presenció hechos de armas que sepamos, conservaba piezas de artillería hasta comienzos del pasado siglo. En 1837 se enviaban dos cañones al Alcázar de Toledo y en 1843, la condesa de Montijo futura emperatriz, regalo otros dos al parque de artillería (hoy museo del ejercito). 

LA PICOTA

Procede del siglo XIV gótico. Originalmente estuvo situado en la plaza del pueblo, posteriormente fue trasladada a su emplazamiento actual, posiblemente el lugar donde estuvo situada una de las puertas de la antigua muralla. 

RUINAS DE LA IGLESIA DE SAN ANDRES

La vieja Iglesía de San Andres, la mejor del pueblo por las riquezas que allí había, con sus seis capillas y con retablo de Beltran Vaca allí enterrado, debió de ser un monumento de gran impacto, con retoques renacentistas como aparece en la torre, aun de pie.

PISTO MANCHEGO

Como la de toda la zona, la gastronomía de Casarrubios del Monte se nutre de los productos que le facilita el entorno, es una gastronomía recia, fundamentada en la caza menor y las legumbres y hortalizas sagreñas. Traemos aquí dos recetas propias no solo de Casarrubios, sino de toda la comarca: PISTO MANCHEGO

Ingredientes (para 6 personas):

► 1 Kg. de tomates maduros

► 2 Dl. de aceite

► 400 gr. de pimientos verdes

► 1 cucharada de azúcar

► 600 gr. de cebollas

► Sal

► 500 gr. de calabacines

Preparación:

Se pican los pimientos un rato antes de echarlos a la sartén.Se pone el aceite en la sartén, cuando ya vaya estando el aceite tostado se echa el pimiento. Se sigue rehogando hasta que se vea que el pimiento ha bajado de volumen porque ya está casi frito.Mientras se está friendo el pimiento se pelan y se pican los tomates. Se echan los tomates y se sigue haciendo todo junto despacio.Hay que seguir picándolo todo con un cucharón despacio y contra las paredes de la sartén, hasta que el aceite va apareciendo por encima del pimiento y tomate, dejarlo más o menos tiempo al gusto. El auténtico pisto manchego es el que está bastante hecho porque además así aguanta mucho tiempo.Al pisto se le puede añadir carne de cordero frita o mesado de cerdo.

Migas

Preparación:

Satisfactor de barrigas,de eficacia demostrada, sobre la mesa no hay nada como un buen plato de migas.Viene de antiguo este plato que, sin grandes pretensiones,satisface las pasiónes de cualquier gourmet sensato.Prepararlo es muy sencillo,nada costoso de hacer,saborearlo un placer y no le exige al bolsillo.Si disponen de pan duro desmenúcenlo en trocitos o córtenlo en cuadraditos que así el éxito es seguro.Pele tres dientes de ajo,póngalos en el mortero, y machaque lisonjero aunque con buen desparpajo.Añada sal evento,póngale agua y revuelva hasta que esta se disuelva en el líquido elemento.Vuelque las migas osado en una cazuela al punto,espolvoree pimentón,riéguelas con el majado y revuelva todo junto poniendo gran atención en hacer bien la jugada y que queden bien caladas Tápese la cacerola con un paño humedecido y deje todo tranquilo que repose algunas horas,o haga como hace mi hermana desde hoy hasta mañana.Ya han reposado ¡qué bien! ponga aceite en la sartén y cuatro dientes de ajo,fríanse, y sin relajo, vuélquense las migas, dentro,el chorizo en rodajitas,la panceta bien finita,y fríase a fuego lento. Revuélvase activamente todo de forma concisa,sin pausa pero sin prisa,y el triunfo será evidente. Ya, poco a poco irá viendo que van tomando color,y que le llega un olor que el apetito va abriendo.Usted siga removiendo,para que queden bien sueltas y doradas como un sol,que este es un plato español,y sobre todo andaluz,que es sinónimo de luz, y no hay que darle más vueltas.Se puede freír aparte, más panceta y más chorizo,por si quiere algún rollizo aumentar su baluarte.

Sólo queda degustar,y aunque hay distintos modos,el modo tradicional,que era el que usaba mi abuela,cucharada y paso atrás, para que así puedan todosa cercarse a la cazuela y de las migas gozar,es al que más me acomodo.Le hacen buena cobertura a las migas que describo,pues el fruto del olivo,y si mucho se me apura y no son muy señoritos huevos o pimientos fritos. Casan siempre bien las uvas, en racimo, o pisadas y en pitarras fermentadas,también vale si es en cubas. El color es lo de menos,blanco, tinto, que más da,se trata de acompañar y lo que importa es el mosto,mas no las coma en agosto que es plato fuerte, de invierno, y se puede ir al infierno sin que pueda rechistar. ¡Ah! y si migas le sobraron porque hizo un disparate,no se aflija del derroche, y en cuanto pase la noche, haga un buen chocolate, y sin miedo a lo que digan,sírvalos de nuevo migas y ponga de oro un broche a sus dotes de cocina.

© 2017 Casarrubios del Monte. Todos los Derechos Reservados.